Gestión del tiempo

Gestión del tiempo. Cuando hablamos de mantenimiento en trabajo de alturas algo que preocupa a contratistas y contratantes es el tiempo que le va a tomar en realizar y completar los servicios.

Es aquí cuando la gestión del tiempo es fundamental para evitar sobrecostos. Si hablamos específicamente de trabajo en alturas, el tiempo es tan importante como el personal y los equipos que se van a utilizar para llevar a cabo cualquier trabajo de este tipo.

Algunos trabajos en altura toman más tiempo que otros, por lo que llevar un cronograma de las tareas a realizar es una herramienta más útil para evitar los sobrecostos. Sin embargo, no se pueden controlar los factores externos que pueden retrasar la operación. 

Para dar un ejemplo claro de lo que hablamos, supongamos que una empresa ha sido contratada para reemplazar las bombillas del alumbrado público de una ciudad. Para ello, la gestión del tiempo resulta muy importante pues no cumplir con los tiempos (valga la redundancia) puede resultar en un problema tanto para el contratante como para el contratista. 

Esta variable del tiempo en este caso en específico está sujeta a factores externos como el tráfico, accesos viales, capacidad de los equipos y del personal para realizar el cambio de luminarias. En promedio, un cambio de luces debería tomar una hora; unos 30 minutos en desplazamiento y otros 30 en la instalación de la bombilla. 

Por esta razón es necesario equipos que sean fáciles de manipular, pequeños y muy versátiles para que puedan acceder a los diferentes lugares tales como zonas residenciales, espacios públicos con vías de acceso reducidas o nulas. 

De los equipos que se adaptan mejor  a este tipo de trabajo en alturas, son las plataformas montada sobre camión ligeros. La diferencia de estos camiones con los que antiguamente se usaban es principalmente el tamaño y esto se resume en varios beneficios; menos consumo de gasolina, menos tiempo en realizar una tarea y menos costos de mantenimiento de los equipos (brazos sobre camiones). 

Estas son máquinas de control hidraúlico, lo que las hace fiables y de un mantenimiento sencillo. Éstas cuentan con doble pantógrafo, lo que les permite ejecutar movimientos de subida y bajada perfectamente rectilíneo. Estas máquinas permiten desarrollar tareas horizontales entre 6.5 metros hasta 37 m y tienen una capacidad de carga de hasta 200 Kg.

Para hacernos una idea con las plataforma montadas sobre camión, el tiempo de operatividad se puede llegar a reducir en un 30%, lo que implicaría llevar a cabo más trabajos. Además,  Además, el mantenimiento y el combustible de cada camión se podría reduce en un 20%.

En el caso de cambio de luminarias, con estas máquinas el número de servicios que se podrían hacer son de 10 a 12, mientras que con los equipos antiguos se alcanzaba, en su mayor rendimiento a 7.

También podemos optar por una plataforma brazo montada sobre oruga. Estas son ideales para trabajos en interior y exterior, son equipos muy compactos para tareas en espacios reducidos, pisos delicados y pisos con desnivel. Tienen la capacidad de desplazarse en cualquier terreno o moverse sobre cambios de nivel. Las plataformas montadas sobre oruga son perfectas para trabajos en alturas de 10 metros a 23 metros, con capacidad de carga en canasta 200 Kg. 

La gestión del tiempo en cualquier aspecto laboral es muy importante, pero cuando de trabajo en alturas se trata lo mejor que se puede hacer para cumplir con las tareas estipulados en hora y fecha, hay que usar equipos que se adapten al entorno y a las necesidades de cada empresa. 

Por esta razón, si estas buscando maquinas para llevar a cabo trabajos de mantenimiento, instalación de avisos etc., en AeroRental encontrarás los mejores productos para este tipo de labores. Visita: www.aerorental.com.co.

Recommended Posts